Manzanillo

Desde varios puntos de vista, Manzanillo México no es el típico pueblo de desarrollos turísticos al lado del mar. Una cierta paradoja prevalece entre el lujo y la comercialización en los hoteles, y lo poco desarrollado del resto del área. Es un popular destino de fin de semana para los residentes de Guadalajara y también atrae a vacacionistas americanos y canadienses que buscan un lugar más tranquilo y menos desarrollado.

Geográficamente, Manzanillo puede ser dividido en dos zonas. El área del centro (restaurada y embellecida en 1996) es más que nada un puerto comercial. Gracias a su puerto natural y conexiones con el interior de México, es la puerta del país para el comercio con el borde del Pacífico, manejando enormes embarques de exportaciones agrícolas. Por lo tanto, el ambiente en el área del centro es el de una colmena marina.

En contraste, a pocos kilómetros hacia arriba de la línea de costa, encontrarás la zona de desarrollos turísticos lujosos y placenteros. Dos largas bahías de arena dorada y rugosa son conectadas por la carretera de la costa que pasa por mini centros comerciales, tiendas de recuerdos, restaurantes y unos pocos lugares de vida nocturna. Bahía de Manzanillo (al sur), tiene la mayoría de los desarrollos, mientras que Bahía de Santiago (más arriba sobre la costa) casi no esta desarrollada excepto por dos desarrollos turísticos: Club Maeva y Hotel Vista Playa de Oro.

Las dos bahías están separadas por la Península Santiago, casa de los desarrollos turísticos más importantes. Aquí esta localizado uno de los, seguramente, más opulentos desarrollos de playa en México, Las Hadas. Concebido y construido en los comienzos de los 70s por un hombre boliviano como un exclusivo, ultra lujoso, lugar privado, Las Hadas literalmente puso a Manzanillo México en los mapas turísticos. Su ambiente e instalaciones de villa mediterránea fantasiosa y sofisticadas lo han hecho uno de los desarrollos turísticos estrella en México.

Hasta 1980, Las Hadas era la única atracción turística para visitantes en el área. Hoy en día, las atracciones en Manzanillo se han incrementado un poco, a pesar de esto, el rápido desarrollo se ha estancado debido a la falta de servicio aéreo internacional. (Vuelos directos existen ahora desde Los ángeles vía AeroCalifornia y Alaska Airlines, Phoenix vía AmericaWest, más algunos charters de temporada. Se pueden hacer también conexiones vía México DF o Guadalajara).

Para muchos visitantes este lento desarrollo es una bendición, ya que Manzanillo México ha permanecido sin expandir ni contaminar. Abundan las plantaciones de frutas tropicales y vegetación de selva. Largas extensiones de playas vírgenes continuas son de fácil acceso desde el área de desarrollos turísticos.

Fuera del alboroto del centro, el ambiente es lento y casual. Las compras, alimentación, vida nocturna y lugares de interés son pocos en comparación con otros lugares de la riviera mexicana. Una gran atracción para los entusiastas del deporte es la excelente pesca en mar adentro del área. La pesca de sailfish aquí es excelente.

Mientras que Manzanillo es el centro de los mayores desarrollos turísticos, la ciudad sirve de escape a la región virgen poco conocida de Costa Alegre en la costa del Pacífico mexicano. Esta costa al norte de Manzanillo (hacia Puerto Vallarta) es una de las más grandes no descubiertas en México. A lo largo de 240 Km. por la autopista 200, esta aislada área está salpicada de algunas de las más hermosas playas y bahías en México. También tiene varios desarrollos elegantes y villas rústicas al lado del mar. El complejo Isla Navidad también se encuentra ahí. El Hotel&Resort The Grand Bay (La Gran Bahía) abrió a comienzos de 1997, al lado un excelente campo de golf de 27 hoyos y marina (con capacidad de 700).

En Manzanillo, el debut del Hotel Krmina Palace en 1999 es una gran adición, ya que el desarrollo de los nuevos hoteles es lento. Algunos de los esfuerzos para restaurar el centro de la ciudad (incluyendo un nuevo Museo de Arqueología) también están ya terminados. Una nueva súper carretera entre Manzanillo y Guadalajara facilita el viaje de un día a una de las más fascinantes ciudades interiores del país en un placentero viaje de tres horas.

La historia de la región es interesante. Con sus puertos naturales, Manzanillo México era ya un importante punto en el mar antes de la Conquista. Fue primero habitada por europeos en 1522, y fue usada como punto de partida de expediciones españolas a Baja California y al norte de México. La abundancia de maderas duras ayudó a convencer a Cortés de establecer el primer astillero de Latinoamérica aquí en 1531. En 1564 la expedición que llevo a los españoles hasta Filipinas salió de Manzanillo, liderada por Miguel López Legaspi. Otras de las expediciones que se originaron en Manzanillo llevaron al descubrimiento de Baja y Alta California (hoy en día el estado de California en USA).

versión en Inglés de esta página: Manzanillo

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

Boletín informativo